jueves, 1 de noviembre de 2012

SITIOS DE ALMACENAMIENTO EN LA NUBE


Dropbox

Para utilizar Dropbox debemos crear una cuenta en el sitio oficial. Basta con completar nuestros datos y relacionarlos con una cuenta de correo electrónico. Una vez realizado este paso, debemos instalar la aplicación en la(s) computadora(s) con las que vayamos a trabajar.
En las cuentas “free” solamente contamos con 2 GB gratuitos para poder subir nuestros archivos. Si queremos incrementar la capacidad de almacenamiento tenemos que pagar una suma de dinero de acuerdo a la cantidad de GB requeridos.
Con Dropbox no necesitamos preocuparnos por subir los archivos a los que queramoss acceder. Las carpetas son sincronizadas automáticamente desde nuestra computadora a los servidores de Dropbox, de a una por vez. Hay dos métodos a utilizar: sincronizar todas las carpetas del equipo, o seleccionar individualmente aquellas que queremos que se encuentren disponibles online.
 El punto fuerte de Dropbox es la integración con varias aplicaciones. Muchos programas como editores de texto, de imagen e incluso algunos de videos utilizan la API del sistema, ofreciendo la posibilidad de poder sincronizar dichos archivos entre nuestra PC y la nube.
Dropbox cuenta con sincronización automática de imágenes. Esto significa que si bajamos las fotos de nuestra cámara digital a la PC, o sacamos una foto con nuestro teléfono Android, todas estas imágenes serán automáticamente subidas a nuestra cuenta de Dropbox, algo muy interesante si somos de acceder a nuestras imágenes desde la web o queremos tener una copia de seguridad on line. El “slideshow” es simple, pero muy útil para poder visualizar todas las fotos.

Podemos crear carpetas compartidas para utilizar con las personas que queramos, incluso aunque no utilicen Dropbox. Si queremos que alguien acceda a un solo archivo, basta con enviarle el link correspondiente.
DropBox  está desarrollado para la mayoría de las plataformas existentes, y cuenta con aplicaciones para Windows, Mac, Linux y teléfonos móviles. Su API es pública, lo que significa que otras empresas pueden desarrollar aplicaciones para subir archivos de distintos tipos directamente en Dropbox.


Google Drive

Si somos usuarios de Gmail, Google Plus o cualquier servicio de Google no es necesario crear una cuenta en Google Drive, ya que forman parte del mismo paquete de aplicaciones web; en caso contrario, debemos registrarnos.
Al principio contamos con 5 GB gratuitos de almacenamiento, y en caso de quedarnos sin capacidad podemos incrementarla abonando una suma de dinero como en los demás servicios. Google Drive es el servicio de almacenamiento con más capacidad contratable: hasta 1 TB. Uno de los puntos fuertes de Drive es que posee un potente buscador, con el que podemos encontrar con facilidad cualquier tipo de archivo, hasta los que no son muy comunes.
Google Drive permite crear documentos de texto como en Word, presentaciones al mejor estilo Power Point, hojas de cálculo como en Excel, además de subir imágenes y cualquier otro tipo de archivo.
Al igual que Dropbox, con Google Drive la sincronización es de una carpeta a la vez.
Google Drive es el servicio de almacenamiento más nuevo de los tres, y como tal todavía está evolucionando. Google está apuntando al sector de pequeñas y medianas empresas con este servicio, por lo que algunas funciones están poco desarrolladas. Todavía no cuenta con streaming multimedia, y el slideshow de imágenes es demasiado simple; esto último tal vez no mejore, ya que el fuerte de imágenes de Google es Picasa.
Tenemos la posibilidad de crear carpetas llamadas “collections”, que podemos compartir con las personas que queramos.
Otro punto alto de Google Drive es la integración con la tienda de aplicaciones Chrome Web, en donde hay una gran variedad de apps que funcionan con el servicio, como Open Office Document Reader, AutoCad, My Music Cloud y más. Lo buenos es que no necesitamos probarlas a todas para encontrar la mejor, ya que cada aplicación está rankeada por la comunidad de usuarios, lo que permite tener una idea de la calidad de cada una.

Google Drive se integra con toda clase de aplicaciones web.Su API también es pública y permite cifrar la información. Google Drive tiene aplicación para Windows, Mac y smartphones.

SkyDrive

Quienes tienen una cuenta de Hotmail, Windows Live o Outlook no necesitan crear una cuenta para utilizar el servicio de Skydrive. En caso contrario es necesario crear una antes.
SkyDrive nos ofrece 7 GB de almacenamiento gratuito para subir archivos, y en caso de que necesitemos más podemos adquirir espacio de almacenamiento extra, como en los demás servicios.
Hay una gran expectativa de SkyDrive con la salida de Windows 8 y Windows Phone,  pero actualmente todavía no cuenta con una aplicación de escritorio, lo cual complica un poco su uso. Algo también incómodo es que no se pueden subir archivos de más de 2 GB.
El punto más fuerte es la integración con las herramientas de Microsoft Office: los documentos creados en SkyDrive tienen el mismo tipo de extensión de archivo que los de Office. Esto es excelente si estamos muy familiarizados con esa herramienta de oficina y no queremos preocuparnos por el hecho de crear el archivo en la nube o en la computadora. Este problema no existe en Dropbox, ya que solo sube y baja archivos, pero sí en Google Drive, que cuenta con sus propias extensiones de archivos y, aunque podemos optar por cambiarlas, puede ser motivo de inconvenientes.
SkyDrive permite la edición de archivos en la nube como Google Drive, y podemos compartir nuestros archivos con las personas que queramos, y hasta publicarlos en Facebook, LinkedIn o Twitter.

SkyDrive nos permite compartir contenido exactamente con quien queramos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada